El pantalón se crea y no se destruye, solo se transforma.

by - 14:33

Todos en algún momento llegamos a tener esos pantalones preferidos, que aun cuando está lleno de agujeros y rasgaduras seguimos peleando con mamá para mantenerlos dentro de nuestro closet, y que gracias a las tendencias, podemos seguirlos usando y nos quedan increíbles aun cuando ya tienen años ahí.

Nuestros antepasados cubrían "sus cositas" con unas pieles sujetadas a la pelvis y se las enrollaban en las piernas (que cómodos). Así, protegían los genitales del frío, porque digo, que pena que... el frio... ustedes saben,  y bueno, también los pequeños accidentes que ocurren espontáneamente. #Ops


Se dice que las primeras referencias arqueológicas fehacientes del uso de pantalones, proceden los Celtas, hace poco como unos 2.600 años. Después, los pueblos germanos tomaron está vestimenta adaptándola a su estilo, tiñéndola y los adornaban con rayas y cuadros. En su caso, los romanos consideraron que los pantalones era un atuendo propio de bárbaros, y su uso fue prohibido hasta el año 400, y por eso, decidieron que ellos iban a usar faldas, así, tableadas era mejor. Muy listos, así estaban frescos siempre.

Así es como actualmente tenemos muchos tipos de pantalones para poder escoger los que mejor nos queden. Entre ellos son:
  • Pantalón Bombacho.
  • Pantalón Campana.
  • Pantalón Corto.
  • Pantalón de peto (overol).
  • Pantalón de Tartán.
  • Pantalón deportivo.
  • Pantalón Harém.
  • Pantalón Pinza.
  • Pantalón Recto.



Es cosa de ver cual nos queda mejor y se ajuste a nuestra silueta. Y es que hay pantalones para toda ocasión.


                             No olvides seguirnos en nuestras redes y compartir

You May Also Like

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.